Residencias no lucrativas

El actual marco legal en materia de inmigración desarrolla lo que hasta hace unos años se ha denominado residencia pasiva. Esta autorización de residencia no contiene un permiso de trabajo ni permite el desarrollo de actividades económicas dentro del país.

No obstante, estas autorizaciones son muy atractivas por la necesidad de permanecer solamente 90 días en el Principado, pudiendo incluso aspirar a la residencia fiscal en caso de una correcta planificación en base a los criterios de la OCDE.

Esta residencia es ideal para empresarios internacionales que facturan sus servicios únicamente fuera del Principado y para personas que buscan obtener rendimientos pasivos con su patrimonio. Este estatus de residencia es accesible a través de una inversión en el país de 350.000€, sumado a un depósito de 50.000€ ante la Autoridad Financiera Andorrana.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.